top of page
  • Foto del escritorFeliz Comunicación

NICHO. LO PODEROSO DE NO VENDERLE A TODOS.

En los tiempos que corren, con públicos cada vez más segmentados y la posibilidad de llegar a cada uno a través de múltiples plataformas, la clave es saber qué es lo que los conecta con tu negocio, encontrar esa intersección entre el segmento que querés captar y tu marca.


¿Qué tenés que hacer entonces?

¿Por dónde empezar?



Por dos instancias (sobre todo si sentís que los esfuerzos de comunicación y de gestión no están dando los resultados que querés).


  1. Desarrollo del ADN:

Una primera y zippeada versión de qué hace tu marca, porqué, para qué, cómo, atributos, posicionamiento, proyección (ésto te va a dar las claves para definir la imagen, no al revés).


2. Segmentación de públicos:

Y ojo acá, ‘segmentar’ no quiere decir ‘excluir’ quiere decir ‘elegir’, porque no todas las marcas son para todas las personas, por precio, por estilo, por calidad, por valores, por propósito y por incontables variables más.


Definir esas dos instancias te va a permitir empezar a pensar y descubrir los insights del nicho que elegiste, porque lo poderoso de no venderle a todos es lograr diseñar estrategias de comunicación que capten la atención de los públicos de interés para tu marca, en un mercado saturado de información y anuncios como el actual.


Abrazo!

Tone.



Comentarios


bottom of page